La finca Ravel es una construcción con forma de “L”. En la planta baja se encuentra el vestíbulo de dos crujías adosadas que se comunican por medio de un hueco vertical adintelado, ubicándose en la primera las estancias del colono y en la segunda, la cocina. La escalera está en una caja independiente a estos espacios. La bodega se encuentra en el semisótano, es rectangular y está cubierta con bóveda cañón.

En la planta superior está la vivienda del propietario con las dependencias agrupadas y orientadas a levante. Recayente a la fachada norte se encuentra una terraza. Por último, un cuerpo en la esquina noreste sobresale por encima del piso superior, consecuencia de una ampliación de las dependencias.

Como elementos ornamentales, destaca el pavimento cerámico con las dos “SS” dibujadas sobre el material aún crudo del vestíbulo. Los pavimentos hidráulicos de la planta principal son fruto de las reformas llevadas a cabo a principios del siglo XX.

Tanto a norte como a sur existen importantes jardines que le han valido el reconocimiento de jardines singulares por parte del Ajuntament de Sant Joan, donde destacan entre otros los pinos, palmeras, cipreses y buganvillas.

¿Sabías que…?

En esta época fue propietario D. Federico Leach Laussat de origen sueco por parte de madre y abuelo, el cónsul de Suecia en Alicante D. Federico Cristierning. D. Federico Leach fue accionista del Canal de la Huerta, casó en primeras con Dña. María Ausó Llopis. En segundas nupcias casó con su cuñada Dña. Concepción Ausó Llopis. Por el contrario, su padre D. Francisco Javier Laussat Clavería, fue Vice-Consul de Francia en Alicante en 1832. Actualmente, la vivienda sigue perteneciendo a una rama de esta familia.