Accedemos al conjunto a través de su peculiar entrada, compuesta por dos arcos que conforman pasos diferenciados para peatones y carruajes. El jardín se configura mediante andadores y parterres geométricos en los que destacan los pinos canarios de gran porte que tienen más de 135 años de antigüedad. Los bancos y la fuente de las ranas verdes proceden de una importante finca al noroeste del municipio llamada La Concepción. Actualmente se realizan en este parque actividades al aire libre como conciertos musicales, recitales, talleres de pintura y un mercado del arte. Antiguamente el paraje estaba rodeado de huertos.

El edificio se encuentra muy alterado ya que ha ido reformado en numerosas ocasiones. En su interior encontramos la escalera forrada en madera visible desde la puerta de entrada. La fachada principal es simétrica, destacando sus grandes ventanales y los óculos que flanquean la entrada en la planta baja. Los vanos están recercados de molduras muy austeras. Sobre una delicada cornisa se sitúa la cubierta a dos aguas de teja plana.

A finales del siglo XIX fue propietario D. Tomás Coderch y en las primeras décadas del siglo XX la finca pasó a D. Antonio Pérez Pérez. También lo fue el empresario D. Francisco Ramón-Borja Gadea, casado con Dña. Mª Teresa Sempere Montoyo, que eran dueños de varias fábricas de cerámicas en Alicante y San Vicent del Raspeig.

Durante la Guerra Civil la finca El Reloj fue incautada y convertida en guardería infantil y residencia de los familiares del general D. José Miaja Menant. En este periodo, cabe destacar que el general mandó construir un refugio antiaéreo, como también ocurrió en la vecina finca Pedro José, un refugio de tipo túnel al que se accedía desde los jardines situados en las fachadas norte y sur.

La vivienda contaba con una casita para los caseros, llamada El Rincón, hoy desaparecida. Fue propiedad del médico D. Pedro Ivorra Gosálvez, junto con su esposa se encargaría de restaurarla y venderla posteriormente, al célebre pintor Fernando Soria Pérez. Allí vivió con su esposa Inocencia Giménez Berni y su hija, Beatriz Soria Giménez.

Desde mayo de 2013 hasta septiembre de 2017 la casa El Reloj albergó la obra del pintor Fernando Soria cuya exposición permanente constaba de 225 obras pictóricas, un tesoro plagado de matices de luz y color. En la actualidad este edificio municipal está habilitado como Centro de la Juventud.