El conjunto está compuesto por diversas edificaciones exentas. La construcción principal alberga la vivienda, que se asienta sobre un zócalo. Está formada por un sótano y dos plantas con usos bien diferenciados. En la planta baja se hallan las estancias destinadas a los usos sociales, mientras que en la segunda, encontramos las alcobas donde se desarrolla la vida privada. En la última planta, entre las cerchas de la estructura que soporta la techumbre, se habilitó una cambra. Las cubiertas, de teja plana y a cuatro aguas, presentan fuerte inclinación.

El aspecto exterior del caserón tiene una configuración muy unitaria, con gran homogeneidad en el trabajo de sus fachadas. La composición de la casa se desarrolla a través de un prisma con cubierta a tres aguas. El volumen se subdivide adosando a las fachadas norte, sur y este, sendos cuerpos a modo de mirador. Además la portada sur presenta un balcón corrido.

Además, en la finca destacan dos construcciones menores. Por un lado podríamos estar ante lo que originariamente fue la vivienda del casero, habilitada posteriormente como casa de servicio. Esta construcción tiene dos plantas con pavimentos y carpinterías típicas de la Huerta tradicional, lo que hace suponer un origen más antiguo. Por otro lado, encontramos una pequeña capilla exenta de estilo neogótico.

En el conjunto se aprecia una importante iconografía de influencia modernista, tal y como muestra el tratamiento de las cubiertas inclinadas de teja plana, decoradas con una crestería típica alicantina. Destacan igualmente los cubrejuntas y cubrepersianas, los antepechos de los balcones, las barandillas de hierro fundido y los recercados de los huecos.

¿Sabías que…?

La finca Manzaneta fue propiedad de D. Antonio Campos y Domenech (1809-1887) y su esposa Dña. Juana Carrera Bellón. El hijo de ambos D. Guillermo, fue cofundador de la primera sociedad eléctrica alicantina denominada Sociedad Colectiva Prytz & Campos creada en 1891. Junto con D. Hugo Prytz Carter -dueño de la Casa Prytz– quienes aportaron a partes iguales un capital inicial de 100.000 pesetas. Este dispendio muestra el nivel socioeconómico que tenían los mencionados apoderados. A partir de 1900, D. Guillermo Campos vivió en la finca Manzaneta junto a su esposa Dña. Clementina Saludas Vasallo, cuya familia poseía grandes propiedades urbanas y fincas rurales en el barrio de los Ángeles de Alicante.

Dña. Juana Carreras Bellón fue una mujer de una intensa labor benéfica. En 1869, formaba parte de la Junta de Beneficencia. Desde esa institución, influyó para mejorar el funcionamiento de la Casa Provincial de Maternidad y Expósitos de Huérfanos y Desamparados de Alicante. En las primeras décadas del siglo XX, la finca perteneció a D. Guillermo Campos. Durante la Guerra Civil, fue guardería de la Fundación Universitaria Escolar (FUE).

Del jardín original solo se conserva una pequeña parte. Está formado por un andador oculto entre estructuras de hierro cubiertas con enredaderas. El resto de zonas ajardinadas constituyen actualmente un hermoso parque municipal, articulado por andadores que conforman los parterres. Destacan diversos bancos y maceteros cerámicos. Pero sin duda los elementos más interesantes del parque son sus árboles monumentales, como su drago, sus palmitos y dos ficus, que tienen más de un siglo de antigüedad.