La finca San José es de planta cuadrada, tiene una sola altura y su cubierta es a cuatro aguas. Adosada, encontramos una construcción destinada, posiblemente, a uso agrícola o a vivienda de servicio con cubierta inclinada y un alero paralelo a la fachada.

Las fachadas de la vivienda tienen una composición simétrica y una disposición cúbica, rematadas por un alero corrido y por unos pináculos en las esquinas. Destaca un porche en la fachada orientada al sur. Además, encontramos elementos ornamentales propios de finales del siglo XIX como los recercados de los huecos, el falso almohadillado marcando las llagas y los tendeles, la carpintería de madera y los antepechos de la terraza prefabricados en hormigón. En cambio, la fachada de la otra construcción es asimétrica.

Actualmente, estas entradas han desaparecido, quizás, por la construcción del túnel de la autovía que transcurre por el mediodía de la finca. De la misma manera, el jardín ha corrido la misma suerte, ya que era de grandes dimensiones y eran recorridos por andadores perimetrales y centrales marcados mediante pérgolas de hierro.