Sant Joan d’Alacant está Cerca de Todo. Nuestro municipio tiene todo aquello que un visitante puede desear. Estamos cerca de la playa, cerca de la montaña, cerca de la capital, Alicante, y cerca de las vecinas poblaciones de El Campello, Mutxamel, Sant Vicent del Raspeig, Busot y Xixona.

La historia de nuestro pueblo está íntimamente ligada al Camp d’Alacant. Desde tiempos inmemorables este territorio se ha dedicado a cultivar la tierra, pero es a partir del siglo XVI cuando comienza a forjarse nuestro periodo de mayor prosperidad. Ello fue posible gracias a la construcción de una colosal obra de ingeniería, el Pantano de Tibi. Se trata de la presa más antigua de Europa, estando vinculada a una red de canalizaciones de riego que distribuía las aguas del Río Montnegre por toda la comarca de L’Alacantí.

Las acequias eran el eje vertebrador del paisaje de la Huerta. Estos recorridos determinaron la configuración urbana del pueblo, algunas calles como Mayor o Maigmona nacieron siguiendo la Acequia Mayor. Fruto de aquel sistema hídrico vinculado a la Huerta también se desarrolló un impresionante conjunto patrimonial, compuesto por torres defensivas y ermitas, fincas y casas desde la Baja Edad Media hasta el siglo XIX.

Las Torres de la Huerta estaban estratégicamente distribuidas por el Camp d’Alacant. Se comunicaban con las torres vigía de la costa. Se construyeron para alertar a las poblaciones de la villa de los ataques de la piratería berberisca, muy frecuentes desde mediados del siglo XV hasta el siglo XVII. Por tanto, la red de torres servía para proteger a los campesinos y señores de la Huerta. Las torres que aún se conservan en Sant Joan d’Alacant son las conocidas como Ansaldo, La Cadena, Salafranca y Bonanza. Además la vecina Alicante todavía cuenta con 19 torres y Mutxamel con 3, aunque existieron muchas más, desaparecidas en la actualidad a consecuencia de los crecimientos indiscriminados de las poblaciones. Todo el conjunto defensivo de las torres está declarado Bien de Interés Cultural.

El sistema de huertos, acequias, casas y torres se vertebraba mediante una red de caminos. Antiguamente el municipio estaba atravesado por dos importantes travesías, la de Játiva y la de Silla, que se bifurcaban en el centro del pueblo, donde actualmente se encuentra la plaza Maisonnave con la calle de la Iglesia. Hoy en día ninguna de aquellas vías de comunicación pasa ya por el pueblo.

nuestra historia
Fotografía vuelo americano del término municipal de Sant Joan d’Alacant. 1956-57. AMSJA

Durante siglos se trabajaba intensamente para garantizar el estado conservación de las infraestructuras hídricas de la Huerta, como la acequia Mayor, sus brazales, cauces descubiertos y los puentes que la atravesaban. El Mercado del Agua de riego proveniente del Pantano de Tibi se celebraba en la Plaza Maisonnave, en el porche del Bar Pepe.

Su cercanía a la capital alicantina, determinó el carácter residencial de Sant Joan, donde muchas familias acomodadas establecieron aquí su segunda residencia, especialmente durante el siglo XIX. Numerosas personalidades de la alta sociedad alicantina vivieron en las fincas y casas situadas de Sant Joan, como por ejemplo D. Emilio Castelar, D. Benito Pérez Galdós y D. Isaac Peral. El poeta D. Ramón de Campoamor y Campoosorio residió con su esposa en la finca O’Gorman, donde escribió algunos de sus maravillosos poemas. Testigo de aquellos tiempos fervorosos son las fincas y casas que aún quedan en pie, algunas con un valioso interés arquitectónico: Abril, La Cadena, Buena Vista – Pritz, La Paz, La Princesa o Palmeretes, por citar sólo algunas. La Princesa Pío y su esposo y primogénito, el Conde de Lumiares, residieron en la finca La Princesa, donde se cultivó el vino fondillón.

El siglo XX ha sido testigo del crecimiento urbanístico de la población, favorecido por la cercanía a la ciudad y a la playa, que ha impulsado el desarrollo cultural y social. La creación de asociaciones culturales, deportivas y festeras han permitido la conservación de nuestra identidad. El drástico retroceso de la actividad agrícola ha dado paso a nuevos sectores económicos vinculados a los servicios, al ocio y la cultura. Además Sant Joan d’Alacant se relaciona íntimamente con el bienestar y la salud, ya que acoge el Hospital Clínico y el Campus Universitario dedicado a las Ciencias de la Salud.

Finca Bonanza (Sant Joan d’Alacant)

En la última década se está trabajando en la recuperación del patrimonio histórico, labor que continua progresivamente en la actualidad. Espacios como la Casa de la Cultura, el Centre Cultural (sede de la biblioteca y archivo municipal), junto con nuestros importantes parques y jardines, el área comercial de la avenida Miguel Hernández y del centro tradicional, junto con el impresionante legado patrimonial atesorado a lo largo de nuestra historia, constituyen los principales valores que nos permitirán seguir labrando un próspero porvenir.

Patrimonio natural
Jardines de La Concepción y Manzaneta (Sant Joan d’Alacant)